12 Consejos para conseguir el trabajo que deseas después de los 50 años.

La discriminación por edad es un hecho. Sí, hay un sesgo de edad, es una realidad a la que debemos enfrentarnos, pero no debe ser una excusa, nada de ir llorando por las esquinas con frases del tipo… “a mi edad, quién va a contratarme” “las empresas quieren yogurines”, “ya es tarde, mi época se pasó” “bla bla bla”…

Todas esas frases negativas sólo consiguen castigarte innecesariamente.

La única y auténtica realidad es que las empresas buscan incorporar colaboradores que le ayuden a ganar o ahorrar dinero y punto. Da igual que tengan granos de acné o pelo grisáceo ¿me ayudas a ganar pasta? ¿sí? CONTRATADO!!!.

12 Consejos para que superes el sesgo de edad en el proceso de selección si tienes más de 50 años:

 

1- Fechas en tu currículum.

Evita poner fechas en tu currículum, haz que el Director de RRHH se fije en todo aquéllo que puedes aportar a la organización y no tanto en tu edad:

No pongas tu fecha de nacimiento.
No incluyas fechas en tus estudios, di:

► Lº en Derecho. Deusto. Bilbao.

► Técnico Superior en Instalaciones Electrotécnicas. Fundación S. Valero. Zaragoza

Experiencia. Incluye +-15 años. No des la sensación que llevas trabajando desde que Gutenberg quería registrar la patente de la imprenta.
Dales la oportunidad de conocer a la persona, habilidades transferibles, en qué eres bueno y logros cuantificables que has obtenido hasta ahora.

2- La experiencia como activo.

La experiencia supone inmediatez en la toma de decisiones, “desde el primer momento sé lo que hay y no hay que hacer en beneficio de la organización, no necesito tiempo de aprendizaje ni adaptación, conozco el sector, problemas, soluciones, quién es quién y actúo desde el primer día”.

“¿Necesita resultados ya? Yo soy la solución, he pasado por esto en innumerables ocasiones, sé qué hay que hacer y cómo hacerlo…”

La experiencia permite decidir cuándo se debe o no, asumir riesgos.

La experiencia en gestión es un activo, un profesional experimentado sabe qué decidir, elige el momento oportuno, comunica, ejecuta, controla el riesgo, asume responsabilidades, hace crecer al grupo, muestra temple cuando las cosas se ponen difíciles… demuestra que la experiencia que tiene acumulada le convierte en un solucionador de problemas.

Esta es un arma poderosa contra el sesgo por edad, las empresas ven en la juventud entusiasmo, dedicación, frescura, la experiencia debe ser el poderoso contrapeso que desnivela la balanza a tu favor.

Haz ver que tu experiencia acumulada se transforma en: reposo, sensatez, cálculo sensato de riesgos, nunca como freno.

Recuerda: La experiencia es un grado (o más).

Enumera logros, éxitos que has obtenido a lo largo de tu carrera profesional, cuantifica ¿eres un excelente vendedor que firma pedidos por encima de la media?, cifra el dato, ¿administrativa de personal con un número de errores insignificantes y capaz de gestionar más nóminas que tus compañeras más jóvenes? ¿conductor de autobús escolar templado, confiable con un expediente inmaculado de sanciones?

Tener edad significa acumular experiencia, logros, éxitos que tienes que poner en liza.

3- Soy innovador aquí y ahora.

Demuestra que eres una persona innovadora, que buscas soluciones distintas, novedosas para solventar las dificultades, alcanzar objetivos (…).

Estudia el sector, la empresa y enumera acciones que pondrías en marcha desde tu incorporación.

Muéstrate como un profesional informado sobre las nuevas tendencias y modas de tu área profesional, sector (…)

Haz que tu discurso y , conocimientos te rejuvenezcan (usuario habitual redes sociales, informado sobre nuevas tecnologías, software…).

Haz ver que odias el “..es que siempre se ha hecho así” (es la excusa del perezoso mental y del vago”.

4- Flexible.

No hay nada más frustrante como jefe y compañero que tratar con personas rígidas, inflexibles, en todos los aspectos de la convivencia laboral (horario, turno, vacaciones, tareas, responsabilidades, opiniones…, incapaces de adaptarse a novedades, cambios (…).

Idea que debes transmitir; “soy más flexible que una rama de bambú”.

Muchas veces se achaca (injustamente) a las personas mayores comportamiento rígido, debes mostrar que tú en cambio eres más flexible que el caucho.

Pon ejemplos de cómo no tienes problema para adaptarte a las necesidades de la empresa (asumir nuevas tareas y/o responsabilidades sustituyendo a compañeros en vacaciones, bajas por enfermedad…, flexibilidad horaria , cambio de turnos, aceptar nuevos métodos de trabajo…).

5.- Conexión total. Redes sociales y off line.

Eres excelente estableciendo contactos tanto en redes sociales como en el mundo real (off line), eres conocedor de la importancia de la relación cara a cara, de establecer relaciones duraderas, el compromiso en persona y, también de la presencia on line, lo controlas todo, en ambos mundos estás a tus anchas.

Si no eres usuario habitual en redes sociales ponte a ello ya, el 30% de las ofertas de empleo piden ser usuario habitual en RRSS, si no lo piden en el perfil, utilizarlas habitualmente te rejuvenece.

Indica las redes sociales en las que participas y pon un link a cada una de ellas.

6.- Colaborador y autónomo en la toma de decisiones.

Sabes trabajar en equipo, colaborar, aportar, opinar, ayudar, fruto de tu saber hacer y experiencia estás capacitado para decidir, llegado el caso, de manera autónoma.

A veces se tiene la sensación que los profesionales de más de 50 años están a gusto sólo en organizaciones perfectamente estructuradas y jerarquizadas, donde la toma de decisiones está rigurosamente establecida, el conducto reglamentario…., no es tu caso, adoras opinar, dialogar, participar en lluvias de ideas, discutir distintas opciones, consensuar decisiones pero, llegado el caso coges las riendas, sabes decidir y ejecutar.

7- Adaptable a los cambios y transformaciones.

Eres impulsor, nunca freno. Elimina la imagen de inamovible que quizás pueda tener un trabajador senior.

¿Has participado en la puesta en marcha de un nuevo departamento? ¿eres enfermera y te presentas voluntaria para poner en marcha nuevos protocolos de actuación? ¿eres de las primeras en asistir a cursos de formación sobre nuevos programas de gestión útiles para tu profesión?…pues cuéntalo.

8.- Conferencias. Cursos de formación.

Participa en conferencias e inscríbete en cursos de formación que dejan ver que estás actualizado sobre las tendencias de tu profesión.
Sigue publicaciones digitales que te permitan estar al día de innumerables temas de tu carrera.

9- Aficiones.

¿Eres deportista habitual? dilo en tu currículum y coméntalo en la entrevista. Muéstrate como una persona sana, deportista, que mima su salud.
Si tienes hobbies que te rejuvenecen dilo.

10- Cómo vestir para la entrevista.

Esfuérzate para que tu apariencia sea actual, moderna, si el empleador te ve desactualizado visualmente puede pensar que tus habilidades y conocimientos también lo están.En la actualidad la forma de vestir en los organizaciones es más informal, busca imágenes en google de cómo visten y actúa en consecuencia.

11- Lealtad.

Las empresas y las personas adoramos la lealtad como valor, el respeto a los compromisos, a los principios.
En términos generales el valor de la lealtad es atribuido más a personas senior, utilízalo a tu favor.

12- Actitud positiva.

Un espíritu positivo por sí sólo no obtiene resultados, pero un tono optimista desde luego ayuda, a todos nos gusta trabajar con personas alegres, que rezuman alegría y positividad.

Muéstrate así, feliz optimista, positivo, motivador, el que siempre ve el vaso a rebosar.

En resumen, utiliza las armas que tienes a tu favor y pelea por el empleo con confianza.

Si has sido despedido te recomiendo que leas este post 10 Consejos para afrontar la pérdida de trabajo.

12+IVA – Busca ofertas de empleo en portales específicos como   http://plus40net.trabajando.es/

 

Conectemos. Haz click aquí ahora.
Carlos Losada. Experto en empleabilidad.