25 Claves para una entrevista telefónica de trabajo perfecta.

La entrevista por teléfono es una  técnica de selección para filtrar y preparar los candidatos definitivos que verá el Director/a de Recursos Humanos.

 

25 Consejos imprescindibles para que hagas una entrevista telefónica perfecta:

  1. Hazla en una habitación tranquila, sin ruidos, bien iluminada, sin distracciones (apaga la TV).
  1. sólo, nadie más debe estar contigo te distraerá y en el peor de los casos el seleccionador puede notarlo y creeme no queda bien, es como ir a una entrevista física acompañado de papá o mamá (es lo que va a pensar).
  1. Utiliza teléfono fijo, es preferible evitar problemas de cobertura.
  1. El mismo currículum que enviaste debe estar delante de ti.
  1. Viste de tal manera que te sientas cómodo, seguro.
  1. No comas ni bebas durante la entrevista. Ten un vaso de agua a mano, si se alarga y se reseca la boca puedes dar pequeños sorbos.
  1. Apaga el móvil, será molesto y te distraerá si suena durante la entrevista (llamada, pip de mensaje entrante…), puedes parecer poco profesional o que no te importa en exceso el proceso de selección.
  1. Adopta la postura que genera más energía en tu caso:
    1. ¿Sentado con la espalda recta?
    2. ¿De pie?
  2. Entrena para ser espontáneo. Recuerda la espontaneidad es fruto de la preparación y de un duro entrenamiento.
  1. Preparado para explicar cada cambio de empresa, de puesto, promociones(…), sé convincente.
  1. Brevedad y claridad en las respuestas, no royos por favor.
  1. No te apresures en las respuestas. Breves silencios pensando no perjudica a cambio de respuestas adecuadas.
  1. Transmite seguridad y confianza. No se trata sólo de explicar y argumentar, también de transmitir fiabilidad.
  1. Áreas peligrosas. Prepara respuestas para explicar y convencer respecto aquéllos aspectos que pueden poner en riesgo tu continuidad en el proceso de selección edad, huecos laborales, frecuentes cambios de trabajo…
    1. ¿Cómo? Responde de manera positiva, no a la defensiva y cambia de tema, ten preparado una frase que lo permita.
    2. Preguntas peligrosas, típicas, importantes y previsibles, prepara respuestas brillantes y ensaya. Son del tipo:
    3. Háblame de ti. Suelta tu elevator pitch de 30-60´´, rotundo, persuasivo.
    4. ¿Cuáles son tus puntos débiles?. Sé creativo, convincente (si soy yo el seleccionador y me contestas “soy muy exigente conmigo mismo y eso provoca…. te destrozo…).
    5. ¿Por qué dejaste tu último empleo? ¿qué sucedió?
    6. ¿Por qué te despidieron?
    7. ¿Qué te interesa del puesto de trabajo?
    8. Muéstrate sincero, contundente, seguro, al grano, no improvises prepara, entrena antes y, refuerza la confianza en tu candidatura.
  1. Preguntas. Prepara varias preguntas. Debes mostrar:
    1. Entusiasmo por el sector, empresa, y el puesto de trabajo.
    2. Las preguntas deben transmitir profundo conocimiento por tu parte del sector, empresa y el puesto de trabajo.
    3. Ejemplos:
    4. ¿Cuáles son las responsabilidades del puesto?
    5. ¿Cómo es una semana típica?
    6. ¿Cuál es el estilo de gestión de la empresa?
    7. ¿Perspectivas de desarrollo profesional?

 

  1. No preguntes (nunca) sobre retribución, turnos, horarios, vacaciones, descansos, horas extras… no es el momento. Ahora se trata de transmitir en qué eres bueno.

Tu obligación es comunicar de manera clara y convincente cuál va a ser tu aportación a la organización, qué vas a hacer para solucionar sus problemas.

  1. Checklist. Haz una lista de verificación entre el perfil, necesidades del puesto y tus habilidades transferibles, competencias, valores, que encaja, ponlo de manifiesto a lo largo de la entrevista.
  1. Investiga el sector, la empresa y el puesto de trabajo, averigua todo lo que puedas, utiliza esta información a lo largo de la entrevista, transmitirás imagen de interés y profesionalidad.
  1. Anota todo lo que resulte relevante (puesto, empresa, sector…) a lo largo de la entrevista y pueda ser útil en posteriores fases del proceso de selección.
  1. Concentración. Escucha, reflexiona, responde.
  1. Sonríe. Hey que es por teléfono!!! Creeme, al otro lado se siente, se percibe la sonrisa y un tono agradable.
  1. En positivo. Una actitud y pensamiento positivo ayudan a transmitir seguridad, confianza, ilusión y entusiasmo.
  1. Web de la empresa. Procura estar delante de un ordenador con la web de la empresa abierta en tu navegador, puede resultar útil (evítalo si te distrae y no te resulta útil).
  1. Después de la entrevista. ¿Crees que terminó el trabajo tras colgar el teléfono? De eso nada, esto no ha hecho más que comenzar, tienes que:

 

  1. Envía un email al seleccionador (es tu obligación averiguar cuál es) y:
  1. Agradece al seleccionador su interés por tu candidatura y el tiempo dedicado.
  2. Reitera tu interés por el puesto, la empresa, el sector (…).
  3. Aprovecha para matizar, profundizar, aclarar aspectos de la entrevista que creas que debes reforzar.
  4. ¿Qué consigues? Destacar como candidato solvente, único, muy pocos candidatos lo hacen.
  1. Graba simulaciones de la entrevista por teléfono, analiza:
  1. Tono de voz.
  2. Seguridad en las respuestas.
  3. Grado de convencimiento.
  4. Rapidez o lentitud.
  5. Extensión de las respuestas.

¿Hacemos networking? Haz click aquí ahora